Estás en :

Workout fácil en casa

workout

¿Que te da pereza salir de casa para ir al gimnasio después de todo el día trabajando? ¿Y a quién no? No se puede negar que con la bajada de temperaturas cada vez apetece menos… ¿Eso significa que nos quedamos en casa descansando en el sofá? Rotundamente, no. No queremos que renuncies a una buena sesión de tonificación, así que te proponemos una pequeña tabla de ejercicios que David Domínguez, entrenador personal del Enric Team ha preparado para que puedas hacerla en un espacio reducido. Así que, esos días en que lo último que te apetece es salir de casa, ponte cómoda y… ¡a entrenar!

Fortalece los muslos: Lo primero que haremos es trabajar los cuádriceps y los glúteos practicando la sentadilla. La realización correcta de este ejercicio no es tan sencilla como pueda parecer: Para empezar, separa los pies a la anchura de las caderas. Ahora, flexiona las rodillas hasta que los muslos estén en paralelo al suelo. Lo más importante es que lleves la cadera hacia atrás para que los pies no sobresalgan. “Es importante que durante todo el movimiento, la espalda esté perfectamente extendida”, apunta David

Moldea tus brazos: Pasamos a los tríceps. Para este ejercicio nos ayudaremos de una silla. “Apoya las palmas de las manos manteniendo una separación igual a la anchura de los hombros. Flexiona los codos hasta 90º manteniendo el antebrazo perpendicular al suelo y los codos en paralelo entre sí. Procura que la espalda se encuentre perpendicular en todo el recorrido”, describe el entrenador.

Aumenta tu fuerza abdominal: Parece que no nos libramos de la tabla de abdominales. Así que, si no son tu fuerte, no te lo pienses demasiado. Esta es la forma en que David nos propone que las hagamos: “Túmbate boca abajo con los antebrazos apoyados en el suelo, los codos flexionados 90º y en la misma línea que los hombros. Apoya la punta de los pies en el suelo con las rodillas y la cadera extendida”. Cuida especialmente la zona lumbar… ¡que no se curve!

Baja pulsaciones: ¡Misión cumplida! Ahora, es el momento de relajar los músculos y la mente. No necesitarás más de diez minutos, y es tan saludable como los ejercicios anteriores. Eso sí, antes de empezar, prepara la habitación con luz tenue y música suave. A continuación, extiende una colchoneta, túmbate y concéntrate en tu respiración, piensa en ella al mismo tiempo que destensas de forma consciente cada uno de tus músculos. Hazlo muy despacio, intentando que nada te distraiga… ¡no permitas que “te roben” este momento de relax.

Este mes lo dedicamos a los pequeños placeres de los meses fríos, como quedarse en casa y relajarse dedicándonos a cultivar nuestros hobbies… ¿Quieres recibir la Birchbox Cozy at Home? ¡Suscríbete!

Al hacer click aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra política de privacidad