Estás en :

Running vs Walking: ¡descubre sus ventajas!

running

¿Eres de una runner convencida o lo tuyo es meterte una buena sesión de power walking? ¿Prefieres los entrenamientos intensos y soltar adrenalina a raudales o te encanta acabar el día caminando un par de horas a buen ritmo? En definitiva, ¿qué eres? ¿runner o walker? Afortunadamente, que no tienes por qué “elegir entre papá y mamá”. De hecho, alternar ambas opciones puede ser una gran idea para evitar caer en la monotonía. Y es que tanto correr como caminar “tonifican la musculatura, favorecen el rendimiento intelectual, mejoran el sistema inmunológico y elevan la autoestima”, asegura el entrenador personal David Domínguez de Enric Team.

Ahora bien, también es verdad que en ocasiones el running es la elección perfecta frente al power walking. Del mismo modo que hay veces que ocurre justo lo contrario. David Domínguez nos da las claves para escoger en cada momento lo mejor.

El Power Walking es para…

  • Las nuevas amantes de la vida sana. Si has decidido pasarte al lado sano de la vida,  lo mejor es “que comiences caminando y aumentes la intensidad y el tiempo de trabajo progresivamente,” aconseja el entrenador.
  • Los días que necesitas hablar con tus amigas. Cuando caminas “tu atención no está tan centrada en el movimiento, así que, tu mente puede abstraerse charlando o mientras observas lo que te rodea, ya sean las calles de tu barrio, tus vecinos o un camino de tierra con árboles y arbustos”, explica David Domínguez.
  • Disfrutar de una larga excusión por el campo. Si estás pensando en organizar una salida con tus amigas para disfrutar del fin de semana en plena naturaleza, te recomendamos una ruta caminando, sobre todo si es una “distancia larga, con desniveles pronunciados y además llevas una mochila para pasar el día”, apunta David.

 El running es para…

  • Las que queréis ganar fuerza rápidamente. Si ya llevas tiempo entrenando, “has hecho una buena progresión y no tienes ningún problema relacionado con las articulaciones – explica David- es recomendable practicar running en lugar de caminar, ya que esta opción favorece la acumulación de calcio en los huesos reduciendo el riesgo de sufrir osteoporosis”.
  • Las que buscan sensaciones fuertes.  Al ser una actividad intensa, el running proporciona una agradable sensación de bienestar, gracias a la liberación de endorfinas. Además, mejora el humor y disminuye el estrés“, apunta David.

Últimamente, se habla mucho de si es más saludable correr o caminar. ¿Por qué elegir? Es mejor alternar ambas prácticas según el momento. ¡Lo importante es activarse! 

Eva

Al hacer click aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra política de privacidad