Estás en :

No des vacaciones al ejercicio físico: claves para mantenerte activa en los viajes

run

Todas sabemos que por grande que sea nuestra maleta siempre acabamos llenándola de los inacabables “por si acasos” que nos salvarán de cualquier imprevisto. Camisetas, chaquetas, biquinis, botas de agua… ¡Nunca se sabe! En cambio, nadie se acuerda de incluir las zapatillas de correr o una goma elástica. No estaría de más reservar algo de espacio en el equipaje y llevarnos lo imprescindible para mantener el ritmo de entrenamiento que tanto nos ha costado alcanzar.

Sería una pena perder el fondo físico que has conseguido en las últimas semanas. Si te vas a alejar unos días del mundanal ruido, lo mejor sería que  intentaras mantener el ritmo, “ya que un porcentaje de las adaptaciones que hemos ido ganando durante todo el invierno, descenderá si no lo hacemos”, aconseja David Domínguez, entrenador personal de Enric Team. “Cuando estamos de vacaciones –explica Domínguez- el entrenamiento tiene que tener el objetivo de mantener la condición física, no de realizar grandes esfuerzos. Por ejemplo, en el caso de seguir una rutina de fortalecimiento de musculatura, es buena idea llevar en la maleta una goma elástica, ya que no pesa, ocupa poco y permite una gran diversidad de ejercicios”.

Otro de los aspectos que debes tener en cuenta son las horas para salir a correr. Ha llegado el calor y “lo mejor es correr a primera hora o de noche. Lo importante es evitar el sol cuando irradia fuertemente, para no sufrir una deshidratación o quemaduras”, aconseja Domínguez.

Lo que te hace sentir bien

Si tu objetivo para las próximas vacaciones es desconectar, cargar las pilas o descansar, para lograrlo nada mejor que romper con la rutina diaria haciendo todo aquello con lo que disfrutas y que las prisas y obligaciones muchas veces te impiden. Levantarte sin despertador, desayunar con tranquilidad, leer el periódico sin prisas y… por supuesto, ¡salir a correr!

Y es que, aunque muchas de vosotras comenzasteis a practicar running para mejorar vuestra condición física, seguro que no tardasteis mucho tiempo en comprobar cómo no sólo os sentíais cada vez más fuertes, vuestra autoestima y optimismo también mejoraban. La razón de todo ello es que “cuando realizamos una actividad física segregamos endorfinas, la hormona de la felicidad -explica David Domínguez-, y consecuencia de ello, nos sentimos mejor, más optimistas”.

En esta misma línea, la psicóloga Eva Hidalgo atribuye este bienestar emocional a “la satisfacción de completar un reto cada día. Además, correr te permite disfrutar de un momento y un espacio único para ti donde poder evadirte de las preocupaciones y llenarte de confianza y energía”… Con tantos beneficios imaginamos que no hay ninguna duda sobre qué es lo que no puede faltar en la maleta de tu próximo viaje.

¿Te mantienes en forma cuando viajas? ¿Mantienes tu rutina de ejercicios en las vacaciones? ¡Cuéntanoslo en los comentarios! 

Eva

Al hacer click aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra política de privacidad