Estás en :

¿La receta de una buena piel? Ante todo mucha calma

relax
Aunque los achaquemos a la genética, al sol, al tabaco o al (mal) uso de cosméticos, es evidente que ciertos problemas de piel vienen de dentro. Responden a una relación causa-efecto entre emociones negativas –estrés, depresión, ansiedad…- y las afecciones cutáneas más famosas. Esta teoría no es mía, ni de Birchbox; la avala nada menos que la Academia Americana de Dermatología y la defienden los mejores dermatólogos del mundo.

Que la piel y la mente están estrechamente relacionadas puede comprobarse muy fácilmente… ¿Te suena alguno de estos casos?

Dermatitis, rosácea y psoriasis empeoran en momentos de estrés. Para ello, no hay que desdeñar la gran ayuda que ofrecen aceites de ducha y buenas mantecas corporales. Ayuda que no tengan perfumes artificiales y, en general, los de vocación ‘eco’, es decir, sin conservantes ni colorantes.
Nuestra recomendación: La gama de productos faciales de Naobay, de alta eficacia, completamente ecológicos. Testados en todo tipo de pieles.

El acné puede surgir o recrudecerse en momentos hormonal o mentalmente desquiciantes. Por eso es bueno tratar la piel de forma que siempre esté perfectamente limpia y libre de células muertas. También es importante llevar el cabello despejado de la frente, las sienes y la barbilla.
Te recomendamos: el gel exfoliante G-1 de la nueva marca francesa especializada en pieles jóvenes Benta Berry.

El estrés puede convertir unas uñas sanas en quebradizas, provocar una caída masiva del cabello o generar hiperhidrosis. Así que, en previsión de momentos álgidos personales y/o laborales, hazte con un buen aceite de uñas, un tónico fortalecedor del cabello y un desodorante extra seguro.
Ármate con estos básicos: Para tus uñas, todo un clásico, el Solar Oil de CND. Para el cabello, apuesta por lo más natural, como el spray voluminizador de Biokera, de Salerm Cosmetics. Para momentos de tensión, opta la seguridad del Gel Antitranspirante Idrosi XL de Repavar.

En presencia de estrés, la barrera protectora de la piel puede sufrir procesos severos de deshidratación, lo que se traduce en una piel más frágil y sensible, y muy reactiva a agentes irritantes, alérgenos e infecciones diversas. Te viene de perlas protegerla con sueros que contengan antioxidantes e hidratantes de uso diario que lleven SPF alto.
Prueba con: dos sueros perfectos para momentos de estrés y cansancio. Por un lado, el sérum Pro-Vitalizador de la nueva línea Vitance Anti-ox de Laboratorios Babé, por otro, el sérum hidratante Optiva de Boots Laboratories que, además, incluye su exclusivo filtro solar UVR para mayor protección.

Relájate, pero no te duermas
Afirma el Doctor Ricardo Ruiz, Jefe de la Unidad de Dermatología del Rúber y Director de la Clínica Dermatológica Internacional, que el perfil del paciente con estrés, en general, “carece de la energía y motivación necesarias para llevar a cabo rutinas adecuadas de cuidado de la piel”. Por ello, si estás nerviosa, es el momento de productos dos-en-uno, incluso tres-en-uno, de rutinas simplificadas para tu cabello, el cuidado de tu cuerpo y manos.

Ante todo, mucha calma
Además de un adecuado arsenal cosmético, plantéate seguir alguna terapia anti-estrés. Disciplinas como el Pilates, el Body Balance, el Mindfulness… son de gran ayuda para que la paz viaje desde dentro hasta tu aspecto externo. No sólo te pondrán en forma y ayudarán a fortalecer y alargar tu musculatura, sino que contribuirán a la alineación cuerpo-mente tan necesaria para superar estos problemas de imagen.

En enero queremos descubrir y poner en práctica esos pequeños trucos que aportan resultados profesionales. Esta vez, ¡decimos no a los buenos propósitos! Es el lema de la Birchbox New Year’s Revolution. ¿Quieres recibirla? ¡Suscríbete ya!

Mamen Infante

Al hacer click aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra política de privacidad