Estás en :

Desayunos para el día después

greentea

A estas alturas de las fiestas, ya hemos superado dos o tres grandes comilonas, pero nos aguardan otras tantas. Te proponemos un desayuno desintoxicante y cargado de vitaminas para encarar estos días, antes de la próxima avalancha de brindis y polvorones. Nuestra colaboradora Mónica Escudero, nos propone una receta para empezar el día cargados de energía a la vez que eliminamos toxinas. ¡Toma nota!

Las calles son un festival de la contaminación lumínica, suenan villancicos lo-fi en las tiendas y señores disfrazados de Papá Noel que dan un poco de miedo ofrecen caramelos a los paseantes (aunque tengan cincuenta años): sí, ya es Navidad. Eso significa que estamos a punto de entrar en una espiral loca de comer-beber-comer-beber y vuelta a empezar que posiblemente no terminará hasta el 7 de enero, así que es el momento de buscar algunos alimentos que, consumidos el día después de los excesos, nos devuelvan el bienestar y nos ayuden a eliminar toxinas.

Una buena manera de ponernos a buenas con nuestro cuerpo es empezar el día con una infusión. El té verde o blanco, el regaliz, el diente de león, la cola de caballo o el rooibos –este último, sin teína, es recomendable para los que no toleran los excitantes– son altamente depurativos y antioxidantes. Otra opción es sustituir el té por un zumo natural, el de pomelo y mandarina aportará vitamina C, el de manzana, perejil, pepino y limón además aporta muy pocas calorías –y está buenísimo– y el de piña y mango, además de ser un cóctel vitamínico, le dará un toque tropical al desayuno.

Respecto a los sólidos, si necesitas empezar el día con algo salado puedes pasar un tomate de pera partido por la mitad por la sartén (sin aceite o con una gota), y ponerlo sobre una rebanada de pan integral o de cereales con un poco de queso fresco desnatado. Los cereales integrales te darán energía de largo recorrido, el queso te aportará proteína y muy pocas grasas y los tomates lo harán ligero. Un yogur desnatado con frutas rojas –las fresas favorecen la eliminación del ácido úrico–, kiwi o uvas (una fuente natural de potasio) y un puñado de avena harán una función muy similar en versión dulce. Si el yogur es demasiado ácido para ti, añade miel en lugar de azúcar: está menos procesada y es rica en sales minerales, hierro, fósforo, calcio y vitaminas…

Come con moderación el resto del día, priorizando los alimentos de origen vegetal y hoja verde, y sigue tomando infusiones para eliminar la retención de líquidos y las impurezas y, ¡lista para volver a empezar!

¿Cuál es tu receta para sentirte bien entre los excesos de estas fechas? ¡Compártela con todas nosotras en los comentarios! 

Mónica Escudero

Al hacer click aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra política de privacidad