Estás en :

¿3 free, 4 free, 5 free? ¿Vegano? ¡Aprende a descifrar la etiqueta de tu esmalte de uñas!

La composición de los esmaltes de uñas, afortunadamente, ha evolucionado desde los tiempos de nuestras madres y abuelas. De aquellas lacas densas, que amarilleaban las uñas y que hacían el aire irrespirable… hemos pasado a unos productos que no solo aseguran mejores resultados en cuanto a brillo y duración, sino que son más ligeros, sin olor y lo más importante, más respetuosos con la salud y con el medio ambiente.

La terminología que se utiliza para identificar estos esmaltes son los famosos numeritos con los que hemos etiquetado el post. El número señala cada uno de los tóxicos que se han eliminado de la composición. Los esmaltes de calidad (especialmente si están dirigidos a profesionales), al menos en Europa donde las fórmulas de la industria están más controladas, son “3 free. Como habíamos visto con essie, esto quiere decir que las lacas están libres de tuloeno, tfalatos y formaldehidos.

La investigación, y mayor sensibilidad de la sociedad con los temas medioambientales, hace que las marcas sigan investigando para darnos los mismos resultados pero con mayor respeto, a nuestra salud y al planeta (que, lógicamente, son elementos que suelen ir de la mano). Las nuevas formulaciones suelen etiquetarse como “5 free, es decir, a los tres elementos anteriores, suman dos más:  la resina de formaldehído y el alcanfor. ¿Interesante, verdad? ¿Quieres un esmalte que responda a estos nuevos estándares? Pues solo tienes que pasarte por nuestra e-shop y hacerte con una de nuestras marcas favoritas: Lola Barcelona. 

Mientras en Europa las leyes son más restrictivas con los ingredientes, en Estados Unidos se da una mayor sensibilidad hacia el respeto por los animales. Por esta razón, es más común ver cosmética “Cruelty Free” (sin crueldad) para designar a los productos no testados en animales. Como ya os contamos, recientemente la Unión Europea aprobó una norma que la prohibía en nuestro continente. Sin embargo, al otro lado del Atlántico, van más allá y han creado una denominación (por el momento sin sello propio) y hablan de cosmética “vegana”. En los esmaltes de uñas se refiere a lacas que no incluyen ingredientes animales en su composición. Es lo último en lacas respetuosas con el entorno y entre las más destacas está Color Club que algunas de nuestras suscriptoras habrán descubierto en la Joliebox Fashion Week

¿Significa eso que el resto de lacas sean malas para la salud? ¡No! Como hemos dicho, todas las marcas de calidad media-alta en Europa han eliminado ya sus ingredientes más nocivos. Pero estas marcas son abanderadas de nuevas composiciones que además de más respetuosas con nuestro cuerpo, lo son con el medio ambiente. El objetivo de este post era desentrañar las etiquetas de los esmaltes y ayudarte a elegir mejor. Porque queremos llevar nuestras manos a la última, ¡pero con total seguridad!

¿Qué otras marcas conoces que apuesten por formulaciones eco-friendly? ¡Comparte tus consejos en los comentarios!

 

 

 

2 comentarios Deja un comentario
  • Rocio

    ¿esto tiene algo que ver con lo de que hay esmaltes de uñas que cuando los usas durante varias semanas, el día que quieres llevar las uñas limpitas y sin esmalte, la uña se ha vuelto como amarillenta/anaranjada? ¿Es por estos componentes o no tiene nada que ver?
    Porque hasta ahora me ha pasado con la mayoría de las marcas, tanto buenas como no tan buenas: OPI, L’oreal, Estee Lauder, Maybelline, Rituals, Yves Rocher, etc… Con Essie la verdad es que aún no he probado porque los colores que vinieron tiempo atrás, son más para utilizar durante el verano.

    Respuesta
    • cristina

      Antes de que nacieran estas formulaciones, como sugiere el post, el culpable del amarilleo era el formaldehído. Actualmente, todavía puede pasar, incluso con esmaltes de alta gama…
      ¿Por qué? Tú misma das con la clave… no deberían usarse durante “varias semanas” seguidas porque los pigmentos y la falta de contacto con el aire hacen que la uña amarillee (a mí me pasa en las vacaciones, cuando hago durar las pedicuras durante un mes ;).

      Lo mejor que puedes hacer es dejar de esmaltarte las uñas durante unos días, opta por una manicura natural (púlelas para sacar su brillo natural) y déjalas que se recuperen. En este post te damos algunas ideas: http://blog.joliebox.es/jolieconsejos/descansa-de-nail-art-manicura-natural.html

      Ya verás como a los pocos días recuperan su color natural… Eso sí, cuando vuelvas a pintarlas, invierte en una buena base, son productos que (además de alargar la manicura porque fijan el esmalte) evitan que los pigmentos penetren y protegen la uña. Y recuerda ¡renovar el esmalte al menos una vez por semana!

      ¡Esperamos haberte podido ayudar! Gracias, Rocío!

      Respuesta

Al hacer click aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra política de privacidad