Estás en :

Cómo maquillarse para asistir a una boda

James-Melia_1446

Seas la novia o una de las invitadas, y tanto si buscas un poco de inspiración para tu próxima boda o quieres hacerte tu propio maquillaje en casa, toma nota de estos consejos sobre el maquillaje que sí (y que no) deberíamos llevar en una boda:

Hablemos de lo de combinar el maquillaje con el color del vestido. Según los estilistas, el mejor sitio para combinar con el color de tu vestido es el esmalte de las uñas de los pies. Tal y como lo lees. Llevar una sombra verde porque el vestido es verde quizás no sea la mejor opción – y mucho menos si no estás acostumbrada a ir maquillada con esos tonos. Si hablamos de un vestido rojo o coral, sí puedes combinarlo con tu labial, teniendo muy en cuenta que sean del mismo tono.

De día: Apuesta por colores nude que aporten frescura. Evita los tonos oscuros o maquillajes muy recargados y anímate con un eyeliner finito y un labial naranja. En las uñas opta por tonos nude o una manicura francesa más clásica. Te recomendamos un recogido alto para ir más fresquita.

Y de noche… Vía libre para los colores oscuros: morados, azules o incluso negros. Opta por smokeys más recargados, equilibrándolo con unos labios nude. Se nos oscurre que las sombras de Pop Beauty son una muy buena opción.

Para que nuestro maquillaje dure 24 horas intacto, es importante tener una buena preparación. Si vas a llevar el pelo suelto, te recomendamos que utilices las ampollas de Gel Antitranspirante Idrosi XL de Repavar que evitan la sudoración excesiva y te las apliques en el rostro antes de maquillarte. Apuesta también con una buena pre-base y fija tu maquillaje con unos polvos compactos. Si quieres evitar llevarte un kit de pequeños retoques, apuesta por un labial con textura dura y máscara de pestañas resistente al agua – quién sabe, una boda puede dar muchas vueltas. Si vas a pasarte parte del día bajo el sol, es importante que vayas refrescando tu cutis. Para evitar estropear el maquillaje, llévate Eau de Génie de Indemne, un agua termal que refresca el maquillaje sin estropearlo, mientras tonifica y cuida el rostro.

Al fin y al cabo, tienes que estar cómoda. Todos estos consejos no sirven de nada si tú no te sientes a gusto con ellos. Recuerda que el maquillaje es una forma más de expresarte y mostrar tu personalidad. ¿No sueles ir nunca con un smokey? No vayas con él. ¿No te sientes cómoda con unos labios de un color intenso? Apuesta por un labial más clarito. No olvides que lo importante es ser tú misma. Recuerda que una boda es el momento para estar cómoda, tranquila y no preocuparte por nada más que por pasarlo genial.

¿Aún no formas parte de Birchbox? ¡Suscríbete y recibe la cajita con la súper colaboración de Miss Hamptons!

Ilustrando, una fotografía de James Melia

Mónica

Al hacer click aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra política de privacidad