Estás en :

Los 5 productos que compré al cumplir 30 años

5ProductsIBoughtWHenITurned30_700x400

Aunque algunos días me siento como si tuviera 19 años (y algunas noches entre semana como si estuviera a punto de jubilarme), lo cierto es que hace unas semanas que cumplí los 30 años. Me siento feliz de anunciar que esta nueva década no es tan diferente a la anterior como había temido durante años, me ha hecho reexaminar mi régimen de belleza con nuevos ojos. Mis mayores preocupaciones: actualizar mi rutina de belleza para dar solución a la mayor sequedad de mi piel y, de paso, retrasar la amenaza de las primeras arrugas. Como estamos de celebración, también añado algo positivo: experimentar nuevos productos y desterrar los que se habían convertido en “apuestas seguras”. Tras estudiar con detenimiento a celebrities de mi quinta (hola, Alexa Chung) y consultar a un dermatólogo, aquí están los cinco productos con los que he celebrado la llegada del 3.

Un contorno de ojos restaurador
¡Ya iba siendo hora! Tras hablar con mi dermatólogo, supe que quería un tratamiento cargado de vitaminas pero además incluyera ingredientes calmantes y reparadores. ¡Es una piel tan fina y delicada! De ahí a que me decidiera por la Crema de ojos restauradora de Miraur, cargada de vitaminas A, E así como enzima Q10 que aportan luminosidad, pero también hammamelis, una planta de calma y descongestiona la zona.

Un tratamiento iluminador, que luche contra las primeras arrugas
Según me acercaba al final de los 20, empecé a notar unas finas líneas en mi frente y alrededor de los ojos, así como una falta de luminosidad en el resto de la cara. Mi dermatólogo, el Dr. Jaliman, me recomendó añadir algún tratamiento con vitamina C, que proteja mi piel de la sequedad y polución de la ciudad y, de paso, estimule la renovación celular para un cutis más joven y brillante. Nada mejor que las cápsulas de vitamina C pura Monoderma C10 de Repavar, uno de los productos favoritos de las suscriptoras.

¡Un iluminador!
Para esos días en los que mi piel anda especialmente falta de lustre, llevo siempre conmigo el iluminador Beat the Blues de Mememe. Gracias a su textura líquida y su suave shimmer, aporta un favorecedor brillo a la piel, dando puntos de luz a los pómulos, bajo las cejas o sobre los labios, dando un aspecto de estar despierto en menos de lo que tardas en decir “café, por favor”.

Una fragancia sofisticada
Con los 20, he dicho adiós a las fragancias frescas y ligeras, sinónimo (al menos en mi cabeza) de juventud. Con la llegada de los 30 necesitaba actualizar mi fragancia y darle un aire más adulto. Nada como la dulzura floral de English Laundry, cuyas notas de rosa y lirio acaban dejando un aroma amaderado que va da sofisticación a mi indumentaria informal de cada día.

Un labial rojo, rojo
Tras gastar demasiado tiempo y dinero en marcas baratas de labiales rojos que eran o demasiado rosas o demasiado naranjas, he aprovechado los 30 para optar por un rojo-rojo, de verdad, y con una elegante textura mate. Es el tono Nueva York de Mattfinity de Mirenesse que se desliza suavemente, aporta hidratación y deja una textura cremosa y mate, a la última. Porque si de algo va esto de adentrarse en los 30 es en priorizar la calidad frente a la cantidad. Ya sea en amigos, trabajos, novios… pero también en labiales.

¿Aún no formas parte de Birchbox? ¡Suscríbete!

Maura

One comment Deja un comentario
  • Beatriz

    Ummm, será esto una pista de lo que tendrá la caja de Abril? Si es así el contorno de ojos que sea tamaño real que lo necesitoooo please.

    Respuesta

Al hacer click aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra política de privacidad