Estás en :

Desciframos la rutina de belleza coreana de 10 pasos

Sí, las coreanas tienen 10 pasos en su rutina diaria de belleza. ¡Toma nota de sus secretos!

La rutina coreana de belleza es una de las más famosas del mundo, y sí, tiene 10 pasos que las coreanas realizan a diario. Aunque a nosotras nos parezca muchísimo de buenas a primeras, realmente se trata de ir introduciendo cada producto capa por capa buscando la combinación que mejor se ajuste a nuestro tipo de piel. Y un pequeño consejo, no te preocupes si pasar de 2 a 10 pasos de golpe te parece imposible. Nuestra recomendación es que vayas introduciendo los pasos poco a poco, según tu tiempo y tu rutina. Sigue leyendo si, como nosotras, quieres saber más sobre los 1o pasos de la rutina coreana:

  1. 1. Primera limpieza

Sin duda, una de las claves de la rutina coreana es la doble limpieza. Además, es un doble paso que muy probablemente tu ya hagas en tu rutina habitual sin darte cuenta. El primer paso de toda rutina es retirar el maquillaje, y las coreanas lo tienen claro: utilizan un bálsamo o aceite desmaquillante para eliminar con delicadeza cualquier rastro de maquillaje ¡hasta el más resistente! En tu Birchbox de Julio puedes haber recibido el bálsamo limpiador Panda’s Dream de Tony Moly, que gracias a su textura ligera es apto para todo tipo de pieles. Utilizando limpiadores en aceite conseguiremos retirar las impurezas de los poros y conseguir una piel realmente limpia.

  1. 2. Segunda limpieza

Este paso ayudará a retirar los restos de aceite desmaquillante, polución y sudor de la piel. Lo más habitual es que se trate de un limpiador con base acuosa, en formato gel o espuma. Aquí es importante que tengas en cuenta tu tipo de piel: si tienes tendencia acneica o la piel más grasa, utilizarás uno más astringente. Si, en cambio, sufres de piel seca o deshidratación, debes fijarte en uno que tenga agentes hidratantes.

  1. 3. Exfoliante

Este es un paso que deberías realizar, según tu tipo de piel, entre 2 y 3 veces por semana. Puedes elegir entre exfoliantes físicos, que utilizan partículas físicas (como gránulos de azúcar, por ejemplo) para eliminar las células muertas de la capa más superior de nuestra piel; o exfoliantes enzimáticos o químicos, que son en base acuosa (sin gránulos) y eliminan las células muertas y suciedad de la epidermis, donde el exfoliante físico no llega.

  1. 4. Tónico

Un imprescindible que en occidente casi lo hemos olvidado. En Corea utilizan los tónicos para hidratar la piel y reequilibrar su pH tras la limpieza. Puedes aplicarlo con la ayuda de un disco de algodón o directamente con los dedos. Es importante que te fijes bien en sus cualidades al elegirlo, según tu tipo de piel, ya que tienen propiedades muy diversas.

  1. 5. Esencia

Se trata del paso intermedio entre el tónico y el sérum. Tiene una textura muy ligera, casi como si fuera agua, pero nada más lejos de la realidad. Es un producto muy concentrado que te aporta un extra de activos según elijas. Los más habituales son reafirmantes, despigmentantes o iluminadores.

  1. 6. Sérum

El sexto producto de la rutina coreana es uno de los más conocidos. El sérum tiene una función muy concreta: tratar problemáticas muy específicas de cada piel. Aunque habitualmente todos tienen una función hidratante y, como tal, se convierten en el mejor aliado de tu crema facial.

  1. 7. Mascarilla

Es aquí donde podemos introducir la mascarilla, que normalmente será de tejido, impregnada con propiedades muy concentradas. ¡En Corea del Sur utilizan una mascarilla al día! Así aprovechan esos 10 minutos para relajarse y desconectar del bullicio de la jornada. Hay que tener en cuenta que si utilizas una mascarilla de las que hay que retirar con agua, este paso lo harías tras tu limpiador en espuma, antes del exfoliante o tónico.

  1. 8. Contorno de ojos

La piel del contorno de tus ojos es 5 veces más fina que la del resto de tu rostro. Por ese motivo, necesita un cuidado especial, distinto al de tu rostro. Puedes utilizar un sérum específico para esa zona o una crema hidratante.

  1. 9. Crema hidratante

Este es el paso que sellará el resto de tratamientos que hemos aplicado. Actúa como una barrera para que los activos penetren durante el día o la noche. Lo mejor es que según prefieras, puedes elegir una textura u otra. Este mes en tu Birchbox de Julio puedes haber recibido la crema hidratante ligera Panda’s Dream de Tony Moly, muy refrescante y en formato gel. ¡Perfecta para verano!

  1. 10. Protección solar

Y llegamos al último paso, pero probablemente uno de los más importantes. Utilizar un protector solar es imprescindible durante todo el año, ya sea invierno o verano. Además de prevenir enfermedades de la piel, utilizar un factor de protección a diario ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro y las manchitas.

¿Aún no eres suscriptora? ¡Consigue tu Birchbox de Julio con un panda de Tony Moly!

Mar Cinca

Al hacer click aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra política de privacidad