Estás en :

10 mitos sobre el bronceado al descubierto

¿El quemado se convierte en moreno? ¿Puedo utilizar FPS y maquillaje? Resolvemos tus dudas:

Post Bronceado

En unos días llega oficialmente el verano a nuestras vidas, pero con este buen tiempo ya hace días que exponemos nuestra blanca piel al sol. Es hora de comprobar qué mitos sobre el bronceado son ciertos y cuáles no, para que estés lista para tu encuentro con el astro rey.

  1. 1. Un FPS 30 protege el doble que un FPS 15. FALSO

Hay dos cifras que debes tener en cuenta para saber cuán protegida del sol estás: cuánto tarda tu piel en quemarse y cuál es el FPS de tu crema solar. Para saber el tiempo que estás protegida con una sola aplicación debes multiplicar ambas cifras. Así, una persona que tarde 10 minutos en quemarse, con un factor FPS 15 (como el protector de Lancaster que encontrarás en tu Birchbox de Junio) estará protegida alrededor de 2.5h (FPS 15 x 10 minutos = 150 minutos).

Si no sabes cuánto tarda tu piel en quemarse, ¡no hagas pruebas! Tu piel no es un laboratorio y el riesgo no merece la pena. Recuerda: es mejor prevenir que curar.

  1. 2. Después de la crema solar puedes ponerte maquillaje. VERDADERO

Es muy buena idea que incorpores la crema solar en tu día a día, no sólo cuando vas a la playa. Lo único que debes tener en cuenta es que debes esperar 10 minutos para maquillarte para que la piel pueda absorber bien la crema de protección solar.

Así que nueva rutina: aplícate la crema solar, tomate el café mientras tu piel la absorbe y luego ya estás lista para el maquillaje. Y sí, puedes repetir la aplicación a lo largo del día sobre el maquillaje. Sencillamente debes hacerlo a toquecitos sobre tu rostro.

  1. 3. En días nublados puedes prescindir de la protección solar. FALSO

Aunque no veas el sol, es importante que te protejas igual o más que otros días, ya que la humedad crea un efecto reflectante que puede aumentar la radiación. Y si crees que por estar en interior estás protegida, olvídate: los rayos penetran a través de las ventanas y por eso es imprescindible una protección completa. Lancaster, firma incluida en la Birchbox de este mes, ha desarrollado una tecnología Full Light que protege tu piel de los rayos UVA, UVB, infrarrojos y de la luz visible.


  1. 4. Es más fácil broncearse cerca del agua. VERDADERO

Estando en el agua se da una situación parecida a cuando vamos a esquiar. El agua (o la nieve) crea un efecto reflejo que hace que el sol nos dé más en la zona que no está sumergida. Es por eso que también debes vigilar más cuando estás en el agua.

  1. 5. Después del rojo gamba viene el moreno. FALSO

Si no te has puesto crema solar y te quemas, esa quemadura afecta a la capa superficial de la piel, que se pelará. Así que después del rojo gamba lo que suele venir son unos días horribles en los que te irás pelando progresivamente. Además, esa quemadura se quedará en la memoria a nivel celular.

  1. 6. Si me pongo protección solar nunca me pondré morena. FALSO

Al proteger nuestra piel con factor solar lo que hacemos es broncearnos gradualmente sin quemar la piel, consiguiendo que el moreno nos dure más y sea más saludable.

  1. 7. Debajo de la sombrilla es imposible quemarse. FALSO

Aunque te pases el día debajo de la sombrilla debes usar protección solar pues más de un 30% de la radiación ultravioleta nos llega aunque estemos a la sombra y tras una larga exposición sin protector solar nos quemaremos igual.

  1. 8. Exfoliar la piel prolonga el bronceado. VERDADERO

Aunque lo lógico sería pensar que al exfoliar la piel nos llevaremos el bronceado que tanto nos ha costado conseguir, lo cierto es que lo estaremos prolongando: al eliminar las células de la superficie nos llevaremos la queratina, que endurece la piel, pero la melanina, que nos da el color, se encuentra en una capa más profunda que no se verá afectada por el peeling. Sólo si se trata de un bronceado artificial, éste desaparecería con una exfoliación.

  1. 9. El after sun sólo es útil si te has quemado. FALSO

Muchas de nosotras sólo recurrimos al after sun si nos hemos pasado con el sol, pero deberíamos usar estas cremas para después del sol a diario durante todo el verano, ya que nutren y calman nuestra piel y son ideales para combatir la sequedad que produce el sol.

  1. 10. Si tengo acné, no debo utilizar protección solar a diario. FALSO

Si tienes acné, es muy importante que utilices protección solar. Las manchas rojizas de los granitos que tardan meses en desvanecerse no son más que melanina activada, igual que cuando nos bronceamos. Utilizando protección solar a diario evitarás que tu acné acabe cicatrizando y las manchas desaparezcan más fácilmente.

Consigue tu FPS 15 de Lancaster en tu Birchbox de Junio ¡con un producto extra en todas las cajitas!

Ariana Argudo

Al hacer click aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra política de privacidad