Estás en :

6 trucos para que los tacones no te destrocen los pies

1

¿Quién dijo que llevar tacones debe ser sinónimo a tortura? Por mucho que Christian Louboutin se empeñe en hacérnoslo creer, lo cierto es que es posible subirse a unos bonitos stiletto sin terminar agotada y, lo más importante, sin destrozarte los pies. Callos, rozaduras y ampollas, además del dolor muscular, son algunas de las dolencias que padecen nuestros pies al pasar muchas horas sobre tacones, pero se pueden evitar. Toma nota de estos prácticos consejos para pasarte all day long sobre tus tacones favoritos y con los pies bien protegidos:

1. El número exacto. Parece obvio, pero una de las causas más comunes en problemas de pies es no haber elegido un número correcto. Si el zapato te va un poco grande, el pie se deslizará hacia delante provocando dolor y presión sobre los dedos. Debe quedar perfectamente ajustado y no sobrar ni un dedo en el talón.

2. Crema nutritiva para tus pies. Además de hidratar y proteger la piel, creará una fina capa alrededor de todo tu pie, protegiéndolo de rozaduras. La nueva Foot Care de Kueshi, incluida en la Birchbox de este mes, es altamente nutritiva y te ayudará a proteger tus pies de cualquier efecto dañino. Un masaje al llegar a casa mientras te la aplicas no solo protegerá tus pies sino que hará que liberes estrés.

3. Y también para tus zapatos. Los zapatos nuevos siempre suelen provocar rozaduras, así que para evitarlo unta el interior del calzado con crema de pies y llena la horma de papel de periódico. Deja actuar durante toda la noche y, por la mañana, te sorprenderá. La crema y la presión del papel ablandarán la piel del zapato, haciéndolo más cómodo para tus pies.

4. Directos al congelador. Otra forma de agrandar un poco la horma del zapato antes de estrenarlo consiste en llenar una bolsita de agua, introducirla en el zapato, y meterlo todo en el congelador. Cuando el agua se congele y aumente de tamaño, dará sutilmente de sí el calzado. ¡Adiós rozaduras!

5. Almohadillas para más comodidad. Para evitar dañar la planta de tus pies y provocar la aparición de durezas y callosidades en esta zona -principal apoyo de todo el peso al llevar tacones- además de exfoliar e hidratar la piel, se aconseja usar plantillas/almohadillas de silicona.

6. Un tacón a tu medida. Aunque los stilettos son muy bonitos, cuanto más ancho sea el tacón, más comodidad y protección darás darás a tus pies.

 

No te pierdas la Birchbox de este mes con maquillaje internacional

Natàlia Capdevila

Al hacer click aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra política de privacidad