Estás en :

5 formas de introducir el aceite en tu rutina de belleza

Son naturales, versátiles y huelen de maravilla… ¡lo tienen todo!

aceite

El aceite es el ingrediente de moda en cosmética. Y no es de extrañar, pues sus propiedades son muy beneficiosas para la salud de nuestro cabello y nuestra piel. Además, otra de las ventajas del aceite es su versatilidad. Descubre cómo puedes introducirlo en tu rutina de belleza diaria. ¡Te lo contamos todo!

Los aceites esenciales son el nuevo imprescindible de belleza

Hoy en día, los aceites están presentes en muchos productos cosméticos. Desde tratamientos capilares hasta cremas faciales, puedes incorporar este ingrediente de muchas formas distintas:

1. En tu acondicionador: una buena manera de conseguir un cabello brillante y suave es con el uso de acondicionadores con aceites esenciales naturales. Después de usar tu champú, aplica un acondicionador como el de Hello Nature (incluido en tu cajita de Septiembre) para hidratar tu melena.

2. En mascarillas capilares: si tienes el cabello seco o especialmente dañado, este método es perfecto para ti. Utiliza una mascarilla con aceite de coco y déjala actuar durante toda la noche. Lava tu cabello a la mañana siguiente como haces habitualmente. De este modo conseguirás el extra de nutrición y suavidad que tu melena necesita.

3. En exfoliantes faciales: exfoliarse la piel una vez a la semana es muy beneficioso para el cutis, y más si lo haces con un aceite hidratante. Una forma ideal de exfoliar tu piel es con aceite de oliva y azúcar moreno. Aplica primero el aceite sobre tu rostro y después el azúcar con movimientos circulares. Aclara con agua y ¡lista!

4. Como cicatrizante: también puedes usar el aceite puro, como el aceite de rosa mosqueta, para cicatrizar. Este aceite ayuda a regenerar la dermis, por lo que es perfecto para las marcas de granitos o las estrías.

5. Para el cuidado facial: el aceite es muy hidratante, así que puedes aplicarlo después del sérum y antes de tu crema habitual para cuidar tu cutis. Existen muchos tipos de aceites esenciales, lo ideal es conocer cuál es mejor para tu piel. Por ejemplo, el aceite de marula protege la piel y es especialmente útil para calmar la piel enrojecida. Si tienes la piel con tendencia grasa, el aceite del árbol de té te ayudará a limpiar tu rostro y eliminar el acné y otras impurezas. En cambio, si tienes la piel seca es mejor que utilices el aceite de aguacate, con propiedades antioxidantes y regeneradoras de tejido.

Como ves, introducir el aceite en tu rutina es muy sencillo y las consecuencias son muy positivas para conseguir una piel impecable y un pelazo. ¿Te animas?

Suscríbete a Birchbox y recibe una cajita de belleza personalizada cada mes.

Carlota A.

Al hacer click aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra política de privacidad