3 formas de aplicar la loción corporal

Hand lotion

Que un cosmético funcione no solo depende del producto, sino también de cómo se aplica. La mayoría de veces, por falta de tiempo y prisas, usamos de forma rápida e ineficiente nuestros cosméticos. De este modo, no optimizamos todos sus beneficios y lo desperdiciamos. Reconócelo: sales de la ducha, te secas rapidamente, coges el bote de tu hidratante casi por obligación y te la esparces en un abrir y cerrar de ojos. Atenta a estas formas de aplicarla según el resultado que quieras obtener:

1. Sequedad. Para obtener el máximo de hidratación, debes aplicarte la loción después de darte una ducha, ya que el poro se dilata y la humedad de la dermis facilitará su absorción. ¿Un truco extra? Si tienes la piel muy seca, prueba lo siguiente: al salir de la de la ducha aplícate la crema corporal sin esperar mucho tiempo, unos dos o tres minutos después, y hazlo con la piel aún húmeda.

2. Celulitis. Realiza un masaje específico sobre las zonas que quieres trabajar, ya que activará la circulación sanguínea y esto motivará la disolución del tejido adiposo. Puedes utilizar cualquier loción corporal, pero te recomendamos que uses una cuanto más densa mejor, y que además de hidratar suavice la piel, como la Beauty Cream de Beauty Protector, incluida en la Birchbox de este mes y que solo encontrarás en Birchbox. Realiza estos cinco movimientos durante un minuto cada uno:

  • Amasamiento: consiste en trabajar la piel como si trabajásemos una masa en la cocina.
  • Rodamiento: consiste en pinzar un extremo y llegar hasta el otro extremo de la zona que queremos tratar como si llevásemos un churro entre los dedos, es decir, sin soltar la piel, en forma de rodillo.
  • Nudillos: se trata de realizar pequeños círculos con los nudillos de ambas manos por la zona conflictiva.
  • Golpeteos: da pequeños golpes de movilización con el canto de las manos, de forma consecutiva y rápida. Se debe hacer con ambas manos y alternándolas rápidamente.
  • Bombeos: para hacer el bombeo debes entrelazar los dedos de ambas manos, colocarlas sobre la piel y realizar pequeñas compresiones con las muñecas. El movimiento se debe hacer en dirección al corazón, es decir, desde las rodillas hacia las ingles.

3. Piernas cansadas. De forma suave y sin presión, masajea ambas piernas en sentido ascendente, desde el tobillo hasta el muslo, mientras vas aplicando tu loción hidratante. ¡Notarás el resultado de inmediato! Puedes completar el tratamiendo dándoles un masaje en sentido ascendente, muy suave, sin presión, desde el tobillo al muslo.

¿Todavía no formas parte de Birchbox?  ¡Suscríbete!

Natàlia

Al hacer click aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra política de privacidad