Cuida tu piel en verano

Aunque es necesario cuidar la piel de los rayos del sol durante todo el año, es en la época estival cuando más cuidado hemos de tener. Los rayos solares son cada vez más intensos e inciden rápidamente en la piel sin darnos cuenta.

Una protección solar adecuada es totalmente indispensable para no sufrir quemaduras, rojeces, la aparición de pecas y desarrollar problemas más importantes como los cáncer de piel. Es muy importante que antes, durante y tras nuestro baño en la playa o si estamos de excursión en la montaña nos protejamos con la crema after sun indicada para nuestro tipo de piel.

Os damos algunas bases sobre el grado de protección que debemos aplicarnos, según nuestra piel. Entre los grupos de mayor riesgo, encontramos a las personas de pelo rubio, piel blanca y ojos claros, que pueden sufrir quemaduras constantes, con lo que deben aplicarse un +50. En un segundo grupo están las personas con tez mixta y pelo castaño oscuro o moreno y ojos oscuros que suelen broncearse con mucha rapidez. Para ellas, es ideal la protección +30. Y, finalmente, los que ya suelen tener la piel morena de nacimiento, basta con una crema +15.

En todos los casos, nos aplicaremos la protección unos 30 minutos antes de exponernos al sol, incluso cuando estamos vestidos, pues los rayos también pasan por la ropa. Hemos de untarnos la crema por todo el cuerpo y especialmente cuando vamos al agua, pues el sol penetra con mayor rapidez.

Aunque algunas veces es inevitable, los dermatólogos informan sobre el extremo riesgo de exponerse al sol entre las 12.00h y las 15.00h del mediodía, evitando tomar el sol durante estas horas. Por la tarde, el riesgo es algo menor.

Proteger la piel es muy importante, sobre todo en verano, por lo tanto no te olvides de nuestros consejos cuando vayas a la playa…

Al hacer click aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra política de privacidad