Cómo prevenir los efectos del cloro en tu cabello y piel

Es el responsable de resecar nuestra piel y cabello.

W_August_WetHair_hero_700x400

Cuando Eva María se fue buscando el sol en la playa, sabía que debía proteger su piel y su melena del sol. Lo que Eva María no sabía era que el cloro de la piscina también era muy nocivo, así que su bonita melena (que imaginamos color azabache) empezó a tener un tono más apagado y su suave piel adquirió una textura más áspera. El cloro, necesario para que las piscinas no se transformen paulatinamente en un caldo de gérmenes, es también el responsable de resecar nuestra piel y cabello.

Truquitos para reducir los daños del cloro en tu cabello y en tu piel.

  1. 1. Cubre el cabello. Para evitar daños capilares se recomienda usar gorro de piscina. Si estás en la piscina del gimnasio haciendo unos largos, esta es una buena solución. Pero si estás en la piscina de tu comunidad luciendo tipín, quizás no quieras llevar un poco favorecedor gorro. En ese caso la opción intermedia es la ducha al salir de la piscina eliminará los restos del cloro del cabello y la piel.
  1. 2. Limpio y mojado. Si sabes que después de desayunar te vas a la piscina, puede que decidas posponer la ducha y el lavado del cabello, “total, ¡me lo tendré que lavar cuando vuelva!”. Todas hemos estado ahí, pero sería una buena estrategia lavarte el pelo antes de la piscina y no secártelo, ya que así tu cabello mojado no absorberá tanto cloro cuando te metas en el agua.
  1. 3. No dejes mucho rato el cloro en tu piel y cabello. Cuando vuelvas de la piscina, ¡enjuaga! Para eliminar todos los restos de cloro de tu piel y de tu pelo, es recomendable que enjuagues con agua tibia durante unos 3-5 minutos. Si no quieres no hace falta que vuelvas a usar jabón.
  1. 4. Hidratar, hidratar, hidratar. Para luchar contra la sequedad, lo ideal es hidratar a diario. Con la piel limpia, hidrata tu cuerpo con tu crema o aceite hidratante favorito y aprovecha para masajear aquellas zonas con peor circulación, como las piernas. Para hidratar el cabello puedes usar el Aceite Pandora, de Inca Oil, con grandes propiedades hidratantes gracias a su fórmula, que contiene una alta concentración de Omega 2, 6 y 9. Para una dosis extra de hidratación, puedes usar este aceite como mascarilla y dejarlo actuar mientras duermes.
  1. 5. Secado al aire. Otro de los grandes consejos para evitar que tu pelo esté dañado después del verano es aprovechar el buen tiempo para aparcar el secador. Si lo dejas descansar en verano, tu cabello te lo agradecerá.

¿Aún no formas parte del universo Birchbox? Suscríbete ahora y recibe la cajita de este mes.

Al hacer click aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra política de privacidad