Estás en :

10 trucos para conseguir más volumen que cambiarán tu vida

VolumenBatiste1

La vida de las chicas con el cabello fino no es nada fácil: la humedad, el encrespamiento o el pelo graso son algunos de los pequeños problemas más habituales. Para sacarle el máximo partido a nuestra melena y darte volumen y vida, apunta estos 10 consejos que a lo mejor no estabas considerando:

1. Cambia continuamente la raya del cabello. Al separar el cabello de la misma forma durante mucho tiempo, la raíz se acostumbra a ello y, a medida que va creciendo, lo hace en esa dirección. Cambia continuamente la raya de sitio para obtener volumen al instante y hacer que el cabello que vaya creciendo no lo haga en una dirección concreta.

2. Reconsidera cortarte el cabello. A medida que tenemos más y más cabello, este, por su propio peso, termina aplanándose. Cuanto más ligero sea, más fácil se mantendrá con volumen. Inspírate con cortes tan bonitos como llenos de volumen y movimiento como los bobs, vistos en todas las pasarelas, o el corte de pelo shaggy.

3. Pide un corte escalado la próxima vez que vayas a la peluquería. Sobre todo si tienes el cabello medio o largo. De esta forma harás que las capas superiores sean mucho más cortas y, además de volumen, parecerá que tengas más cantidad de melena.

4. Aplica champú en seco antes de ir a dormir. Es el truco definitivo de muchas expertas. Al hacerlo por la noche, mientras duermes y vas cambiando tu cabeza de posición, el cabello va ganando más textura al tener contacto con la almohada. Cuando te despiertes, tendrás una melena espectacular y sin rastro de champú en seco. ¡Pruébalo!

5. Duerme siempre con un moño alto. Deshecho, claro. Y cuanto más alto mejor. El cabello se alineará a ello y, al día siguiente, al deshacerlo, tu pelo tendrá unas ondas con volumen espectaculares y sin rastro de encrespamiento. Utiliza un coletero muy grueso (sí, ¡como Britney en los 90!) para que tu pelo quede sujeto sin que moleste tu descanso y no se note la marca.

6. Evita los champús y acondicionadores que contengan sulfatos. Si tienes el pelo muy fino, es especialmente importante que prestes atención a los componentes de tus productos y evites aquellos que contengan sulfatos. Estos ingredientes suelen engrasar más rápidamente la raíz del cabello conllevando con ello una pérdida inmediata de volumen.

7. Un poco de espuma es la clave. Sobre todo en el medio y las puntas de nuestro cabello. Hace que nuestra melena gane un grosor increíble. Aplícala en un peine fino y péinate con él de medios a puntas después de lavarte el cabello. ¡Notarás la diferencia!

8. Opta por semi-recogidos y tupés. Es la opción más favorecedora para las que tenemos el cabello muy fino. Las trenzas medio deshechas o los recogidos como los mini pompadours también son los más adecuados y bonitos para este tipo de pelo. Ten en cuenta también las ondas y rizos: aportan movilidad y volumen.

9. Sécate el pelo cuando esté prácticamente seco. Aplicar aire caliente a nuestro cabello durante mucho rato hace que pierda elasticidad y se vuelve más liso, fino y sin vida. Una vez te hayas lavado el cabello, recógelo en un moño alto e intenta esperar una hora para secarlo.

 10. Y hazlo con la cabeza hacia abajo. Insistiendo sobre todo en las raíces hasta que estén completamente secas. Ayúdate de tus dedos para ir separando el cabello por secciones y darle dinamismo.

¿Aún no formas parte de Birchbox? ¡Hazte con ella aquí!

Mònica Julià

 

 

Al hacer click aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra política de privacidad