Esto es lo que le sucede a tu piel si te pasas con el sol

¿Qué hay más allá del enrojecimiento y el malestar de una quemadura solar?

200133778-002

Y llega ese momento del año. Ese instante en el que nos olvidamos de la protección solar adecuada y nuestra piel termina pagando por ello: rojez, escozor o malestar son algunas de las consecuencias pero ¿qué hay más allá de una quemadura solar? Hablamos con Alexandra Rueda, del equipo de Kueshi:

¿Por qué hay partes de nuestro cuerpo que se queman más fácilmente? La nariz, los hombros o los empeines de los pies son zonas que suelen quemarse de forma más rápida que otras. Tiene que ver con la memoria de la piel: suelen ser las zonas que por lo normal ya están expuestas más al sol y llevan un deterioro de células más importante que otras zonas de nuestro cuerpo.

¿Por qué la piel se enrojece al cabo de unas horas y no al instante? A veces, parece que hayamos tomado el sol en un día de invierno: pero es llegar a casa y al cabo de unas horas nuestra piel adquiere un tono rojo muy intenso. ¿Por qué? “Cuando estamos expuestos a los rayos UV, la piel produce un pigmento llamado melanina, producido por células llamadas melanocitos. La melanina absorbe la luz ultravioleta y se disipa en forma de calor. Cuando las defensas de nuestra piel no dan abasto, producen una reacción tóxica lo que produce quemaduras solares, que pueden causar irritación y hasta ampollas en la piel.”

¿Hay algún truco para saber si somos más propensos a quemarnos? Tal y como nos cuenta Alexandra, las personas que tienen por naturalidad la dermis más blanca suelen quemarse con más facilidad. “También las personas que tienen más pecas suelen ser las que se queman de forma más fácil”, comenta. Eso sí, eso no significa que sean las únicas que deban prestar más atención al factor de protección solar que usen: es importante que cada uno de nosotros elijamos correctamente la protección solar que más nos conviene y cuidemos de nuestra piel minuciosamente.

¿Cómo tenemos que actuar cuando nuestra piel se pela? “Cuando nuestra piel se pela, significa que las células de nuestra dermis se desprenden y dan paso a las nuevas; nuestra piel se regenera”. La zona presenta una situación muy delicada, por lo que es importante evitar exfoliarla y tirar de ella, y esperar a que se caiga por sí sola.

Después de quemarnos con el sol, ¿cuánto tiempo tarda nuestra piel en volver a estar bien? “La piel tarda entre 3 o 5 días en recuperarse del todo, pero depende del tipo de quemadura y la forma de regenerarla”, nos explica Alexandra. Es importante que no se vuelva a tomar el sol hasta varios días después y, si se hace, aplicar un factor de protección solar mucho más alto o tapar, con la ayuda de un poco de ropa, la zona afectada.

¿Cada cuánto tenemos que aplicarnos after sun? “Siempre dependerá del tipo de quemadura y de nuestra situación: tendremos que aplicarnos más cantidad si pasamos por un momento de sudoración, por ejemplo”. También es importante tener en cuenta el tipo de ropa que llevamos: “la ropa muy ajustada, rozará mucho más nuestro cuerpo y hará que los beneficios del after sun no penetren de forma tan eficaz”.

¿De qué otras formas podemos aliviar nuestra piel cuando nos quemamos? Alexandra responde: “La hidratación es esencial. Se aconseja refrescar la piel con agua a temperatura ambiente, aplicar el After Sun de Kueshi y beber mucha agua para mantener el cuerpo hidratado. El uso de ropa holgada y luego, descansar la piel durante varios días antes de exponerla nuevamente al sol.”

¿Aún no formas parte de Birchbox? ¡Descubre la cajita de este mes!

Mònica Julià

Al hacer click aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra política de privacidad