¿Qué cosméticos compramos más en verano y por qué?

Los productos de cosmética que compramos varían según la estación del año.

Playa

Hay algunos productos de cosmética que se venden más en verano que en invierno. Esto se debe, por un lado, a que sus propiedades los hacen ideales para el calor y, por otro, porque el verano es ese momento del año en el que tenemos más tiempo libre para hacer aquello que nos apetezca: leer ese libro que nos regalaron en Navidad, ordenar definitivamente el zapatero, mimar nuestra piel como se merece y experimentar con nuevos productos cosméticos. Descubre qué cosméticos están al alza en verano.

1. Tratamientos exfoliantes. En esta época de buen tiempo y calor, más centímetros de nuestra piel quedan al descubierto y los exfoliantes son grandes aliados para conseguir que esté bonita y radiante. Estos productos no sólo retiran las células muertas de nuestra piel para que ésta pueda absorber mejor los beneficios y nutrientes de otros productos, sino que también prolongan el bronceado. ¿Qué mejor momento para exfoliar nuestra piel una o dos veces por semana que el verano? Prueba la mascarilla de barro de Whish y observa cómo rejuvenece tu piel.

2. Fragancias frescas. Un aroma suave y floral es el que más nos gusta en verano. Solemos alejarnos de fragancias ámbar, ya que suelen ser más densas y embriagantes, y elegimos una fragancia con un bajo porcentaje de aceites esenciales para evitar un aroma muy fuerte (como sería el caso de un perfume).

3. Bálsamos labiales. Cuando la temperatura roza los 40 grados (aunque se puede decir lo mismo a partir de los 30ºC), lo que menos apetece es un maquillaje pesado. Tendemos a buscar texturas ligeras y nos hacemos con productos multiusos que nos permitan un maquillaje natural y poco denso. Es por ello que solemos optar por bálsamos labiales y dejamos el delineador labial escondido en el cajón, junto con los labiales de colores más oscuros.

4. Leches y aceites hidratantes. Los productos que utilizamos para hidratarnos también cambian de invierno a verano. Cuando hace frío solemos optar por hidratantes con textura de manteca, que ofrecen hidratación profunda pero requieren que la piel esté bien seca y que lo extendamos a conciencia. En verano, en cambio, buscamos productos menos densos y el uso de leches y aceites hidratantes va al alza. Si quieres probar uno de éstos y no sabes cuál elegir, nosotras estamos encantadas con el Aceite Hidratante en la ducha de Natural Honey.

5. Esmaltes coloridos. Cómo nos gusta un esmalte coral, turquesa o incluso amarillo cuando hace calorcito. Todos estos llamativos colores aumentan sus ventas en verano y no sólo porque sean tendencia, sino porque los colores vivos transmiten optimismo y nos ponen de buen humor.

6. Productos con protección solar. Con la llegada del calor la venta de los productos de protección solar aumenta y según la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (STANPA), el año pasado un 15% de los artículos vendidos para el cuidado de la piel eran productos para protegernos del sol. Y no sólo hablamos de la crema o aceite solar que nos llevamos a la playa o a la piscina, también de aquellos productos como bases de maquillaje y primers con cierto grado de SPF. Nosotras te recomendamos la crema facial de Arual, con SPF10, que te protege del sol mientras repara e hidrata el cutis.

¿Quieres formar parte del universo Birchbox? Aún estás a tiempo de recibir tu cajita de Julio con el neceser de neopreno de regalo. ¡Suscríbete ahora y a disfrutar!

Ariana Argudo

 

Al hacer click aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra política de privacidad