El nuevo protocolo de las bodas millennials

O deberíamos decir el "no protocolo"

Boda milenial2

Las identificarás porque son bodas customizadas por los novios y pensadas para los amigos. Las bodas millennials (es decir de la generación nacida entre 1981 y 1995) cada vez tienen menos que ver con los enlaces tradicionales. Para empezar los familiares están invitados a la boda, por supuesto, pero ya no deciden en la misma medida sobre cómo será la ceremonia. Ahora son el novio y la novia quiénes eligen, customizan y elaboran el protocolo a seguir, así que lo hacen a su medida. Podrás encontrar bodas en las que se permita ir en deportivas y bodas en las que el dress code sea el blanco: todo está permitido si es lo que los novios quieren.

Esto no significa que la boda tradicional haya desaparecido, según Andrea Vilallonga “aproximadamente un 70% de bodas celebradas hoy en día sigue los cánones tradicionales”. Pero incluso estas bodas más convencionales han sufrido cambios y renovaciones:

¿Maquillaje natural o los labios rojos? El maquillaje de las novias es habitualmente muy discreto para resaltar en mayor medida el vestido. O al menos era así hasta ahora. En las bodas millenials el labial rojo en la novia no es tan raro de ver. Tanto si es de día como si es de noche. O las uñas rojas. “Me encantan las uñas rojas y no creo que deba llevarlas rositas o francesas. Prefiero algo diferente”, comenta Sonsoles Carrillo que se casa en unos meses. Aun así, según Andrea Vilallonga, el maquillaje nude sigue pisando fuerte y muchas novias eligen un maquillaje de estilo ‘natural’.

El color negro ya no está prohibido y el blanco tampoco.  Desde siempre ha habido dos colores prohibidos en una boda: el blanco y el negro. El primero sigue siendo válido y si no se especifica lo contrario, deberías evitar vestir de blanco, blanco crudo, beis o beis clarito puesto que, como apunta Vilallonga. En lo que respecta al negro cada vez hay más permisividad ya que “antes se consideraba un color asociado al luto y no estaba bien visto ir a una boda de luto”, pero ahora el negro tiene otras connotaciones.

Largo del vestido de día o de noche.  Tampoco en el protocolo de las bodas millennials ha perdurado la normativa sobre el largo del vestido.  Asociar el largo en la boda de noche, vestido unos dedos por encima de la rodilla para boda de día, es posible pero no obligatorio. Hoy en día el largo del vestido que elegimos tiene más que ver con lo estético que con el protocolo, aunque como comenta Andrea Vilallonga sí se observa que “ahora las bodas de noche no son tan de gala como antes, sino más bien de fiesta”; quizás por eso solemos optar por un vestido corto aunque sea de noche.

Peinado Si antes no podíamos ir a una boda sin nuestro recogido de peluquería, la tendencia de lo natural también afecta al peinado. Tal como dice Vilallonga, “hoy en día se lleva mucho un tipo de peinado elaborado pero con apariencia de sencillo”. Los semis recogidos, incluso en las novias, y la melena suelta ganan en las bodas millennials.

Más allá del protocolo es que tanto los novios, millennials o no, como los invitados se diviertan y disfruten y eso, para bien o para mal, poco tiene que ver con el protocolo.

¡Descubre la Birchbox de este mes y hazte con ella aquí

Ariana Argudo

One comment Deja un comentario

Al hacer click aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra política de privacidad