Estás en :

¿Lavarse el pelo todos los días es malo?

woman-in-shower

¿Días alternos? ¿Tres días por semana? ¿Sólo los sábados? ¿O quizá siempre que entres a la ducha? En lo que se refiere a lavarse el pelo, todas tenemos una costumbre que suele estar bastante arraigada. Bien porque así nos lo enseñó nuestra madre, bien porque una vez se lo escuchamos a algún experto y ya nadie nos convencerá de lo contrario. Si eres de las que cada vez que se duchan, también se lavan el pelo, tenemos algunos consejos que te vendrán de maravilla. Una pista: “A partir de ahora tendrás unos 15 minutos diarios más para lo que quieras”.

Sólo cuando sea necesario

Como el número de días que sales a correr o que vas a clases de yoga, en general, basta con un par de veces a la semana para llevar una higiene capilar correcta. Aunque por otro lado, también hay expertos que aseguran que el cabello debe lavarse sólo si es necesario. Y es que, “no es posible establecer una frecuencia absoluta, ya que ésta se fija en función del grado de suciedad que detectemos en la melena”, aclara el Dr. Urbá González, especialista en Dermatología médico-quirúgica y venereología en la clínica Go & Fer (Barcelona). www.goandfer.es

Si se te cae el pelo, no es por lavarlo demasiado

Pero si crees que necesitas lavarte el pelo cada día o, simplemente, te gusta hacerlo, pero tienes miedo a que esa costumbre favorezca la caída excesiva del cabello, te gustará saber que los expertos niegan con rotundidad que exista una relación directa entre una cosa y la otra. Así lo explica el doctor González: “Lavarse el pelo con frecuencia no tiene por qué facilitar la pérdida de cabello. Lo más importante es evitar el uso de productos agresivos, ya que pueden conducir a una irritación del cuero cabelludo”. Eso sí, recuerda que se considera normal una caída de entre 50 y 100 cabellos al día (Servicio de Dermatología del Hospital del Mar, Barcelona). Así que, si aprecias que estás por encima de esa cantidad, no estaría de más que consultaras a un dermatólogo.

Y, ¿qué pasa si hacemos justo lo contrario? ¿Si nos lavamos el cabello muy de vez en cuando? ¿Favorecemos la aparición de la grasa o caspa? El doctor nos lo aclara: “La acumulación de grasa en el cuero cabelludo es un fenómeno natural y no está propiciado por no lavarse. El nivel de producción de grasa es variable en cada persona. Por otra parte, si el cuero cabelludo se reseca, por defecto de esa grasa natural, o bien se acumula la descamación natural de la piel del cuero cabelludo, podría producirse caspa.”

El lavado, ¿qué champú, cuánto y cómo aplicarlo?

Salvo que tengas un problema específico, como por ejemplo dermatitis o caspa, en cuyo caso, deberías consultar a un especialista para que te indicara qué champú deberías utilizar, según el doctor, “lo más recomendable es que uses un champú lo más suave posible”.

En cuando a la cantidad, en general, los expertos coinciden en señalar que la dosis ideal es el tamaño de una avellana para cabellos cortos y medias melenas, y una nuez, para los más largos. Y si la frecuencia es diaria, con lavar las raíces es suficiente. Es decir, no es necesario aplicar el champú ni frotar el resto de la melena, ya que, con el champú que cae sobre medios y puntas desde la raíz ya vale.

Además, basta con sola aplicación, con un aclarado a fondo a base de agua templada de unos tres minutos. Si al final te aplicas un chorro de agua fría, mejor, ya que sella la cutícula, facilita el desenredado y aporta más brillo. Un truco: si vives en una ciudad con exceso de cal en el agua, date el último aclarado con agua mineral.

Por otro lado, piensa que según los expertos, masajear el cuero cabelludo no es una cuestión de placer (que también), si no que es un consejo de salud, ya que favorece la circulación.

Y para terminar, ¿qué papel tiene el acondicionador? La mayoría rematamos el lavado aplicándonos un chorrito. Pero, ¿es así como deberíamos acabar? Si tienes dudas, recuerda que según el experto “aunque es útil aplicarlo de vez en cuando, no es imprescindible hacerlo siempre”, concluye el doctor Urbà.

Es importante tener todos estos consejos en cuenta a la hora de lavarnos el cabello, pero nunca está de más conocer algunos trucos que nos permitan distanciar los lavados y eliminar la grasa del cuero cabelludo, como el champú en seco. Este mes, en la Birchbox de Febrero, podrás hacerte con el champú en seco de Batiste, el más vendido (y conocido) del mundo. Hazte con él aquí.

¿Aún no formas parte de Birchbox? Hazte con la cajita de Febrero con maquillaje en tamaño venta. 

Eva Carnero

Al hacer click aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra política de privacidad