¿Cómo afecta el frío a nuestro cabello?

En invierno nuestra melena necesita cuidados específicos para combatir la sequedad y el frío. ¡Atenta!

Luseta_Blog

La hidratación y nutrición son claves para un cabello bonito y radiante durante todo el año. Sin embargo, en invierno, la combinación del frío exterior y la calefacción interior suele dañar la fibra capilar, dificultando su retención de la hidratación y provocando roturas y puntas abiertas. Habrás notado que en los meses más fríos el cabello se cae más: se debe precisamente a estos cambios extremos de temperatura, que no solamente resecan nuestra piel, sino también nuestra melena.

Este hecho, combinado con el uso de gorros y bufandas de lana, nos deja con una cabellera delicada, quebradiza y más propensa a roturas, por no mencionar los problemas habituales de electricidad estática y encrespamiento.

Así es, en invierno nuestro cabello tiene necesidades específicas. En Birchbox queremos que sueltes tu melena, y es por eso que hemos recopilado 6 consejos que te ayudarán a mantener una cabellera suave y sedosa incluso en los meses más fríos del año:

  1. 1. Reduce la frecuencia de uso de tu champú:
  2. Es el primer paso para luchar contra la sequedad del cuero cabelludo. Reducir la frecuencia con que te lavas el cabello facilitará que la fibra capilar absorba los aceites que produce naturalmente nuestra dermis y evitará que el champú los elimine antes que sea necesario. Si estás acostumbrada a lavar tu melena cada día, puedes empezar haciéndolo un día sí, un día no. Ten en cuenta, también, que nuestro cabello suele tardar entre una y dos semanas a acostumbrarse a una nueva rutina. Confía en nosotros, tu melena lo agradecerá.
  3. 2. Realiza tratamientos hidratantes intensivos una vez por semana:
  4. Una hidratación correcta es clave para reducir el encrespamiento y mantener nuestro cabello sedoso y brillante. Así, podrás recuperar la humedad que perdemos por culpa del aire seco de la calefacción. Para ello, te recomendamos que apliques una mascarilla nutritiva una vez por semana y la dejes actuar durante 30 minutos. En tu Birchbox de Enero has recibido la mascarilla ultra nutritiva de Luseta Beauty, una de nuestras marcas favoritas, que gracias a su contenido de leche de coco, rica en vitaminas C, E, B1, B5 y B6, hidratará y protegerá tu cabello de daños externos. ¿Lo mejor? Es libre de sulfatos, fosfatos y parabenos.
    Y sí, si tienes el cabello graso o lacio también es importante que te apliques tratamientos intensivos como mascarillas, ¡tu cabello también sufre! En ese caso, deberías utilizarlos, también, una vez por semana. Sin embargo, te recomendamos que concentres el producto de medios a puntas y lo dejes actuar durante 15 minutos.
  5. 3. Minimiza la sequedad del cuero cabelludo:
  6. Como hemos comentado anteriormente, tu cuero cabelludo se reseca y está más sensible durante el invierno por culpa de la falta de humedad en el aire. Si esta sequedad te provoca problemas de caspa o irritación, no te preocupes, tenemos la solución. Solamente necesitas calentar durante unos segundos un par de cucharadas de aceite de oliva (o de coco) y añadir una cucharada de jugo de limón. Masajea la mezcla sobre tu cuero cabelludo y déjala actuar durante 20-30 minutos. Después, lava tu cabello de manera habitual y aplica un acondicionador. ¡Adiós sequedad!
  7. 4. No salgas de casa con el cabello mojado:
  8. Sí, lo sabemos. Es difícil salir 5 minutos antes de la cama por las mañanas, pero por culpa de no secar correctamente el cabello podrías estar dañando gravemente tu fibra capilar. Al exponer tu cabello al frío, éste se vuelve más quebradizo, provocando roturas, puntas abiertas y caspa. La mejor manera de secar el cabello es envolviéndolo con una toalla y apretando suavemente para eliminar la humedad ¡sin frotar! Después puedes secar el cabello de manera habitual con el secador. ¿Un truco? Si te preocupa el encrespamiento, prueba a cambiar la toalla por una camiseta vieja de algodón. ¡Notarás la diferencia!
  9. 5. Combate el encrespamiento:
  10. Es uno de los problemas más molestos que sufrimos en invierno. La electricidad estática se acumula en nuestros gorros, bufandas, guantes y jerséis y hacen que nuestra melena se convierta en un nudo de encrespamiento. Para reducirlo, enjuaga tu cabello solamente con agua tibia, ya que el agua caliente elimina los aceites naturales que protegen y nutren nuestra fibra capilar. También es importante utilizar un acondicionador que mantenga tu cabello suave y sedoso.
  11. 6. Visita tu peluquero de manera regular para sanear las puntas abiertas:
  12. Sabemos que no te va a gustar, pero mantener tu melena sana es clave para que el cabello crezca más rápido y más fuerte. ¿Nuestro consejo? Corta regularmente entre 2-3 cm de cabello para asegurar que crece sano hasta durante los meses más fríos.

En todas las Birchbox de Enero encontrarás el mejor aliado para tu #pelazo. ¡Hazte con tu cajita aquí!

Al hacer click aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra política de privacidad