Estás en :

6 consejos para lucir un bonito (y cuidado) bronceado este verano

¡Trucos que nunca fallan!

BRONCEADO

Comienza la cuenta atrás para el verano y los largos días de sol, playa y risas con amigas. Aunque este año el calor está resistiéndose, ya podemos disfrutar de los primeros rayos de sol que marcan el inicio oficial de la temporada. Y, como todos los veranos, es probable que ya estés pensando en el bonito bronceado que quieres conseguir. Apunta estos truquitos para presumir de una piel increíble y sana.

CÓMO CONSEGUIR UNA PIEL BRONCEADA Y CUIDADA

  1. 1. ¡Protege tu piel! Utilizar una crema con filtro solar es clave para obtener el moreno que deseas. No importa tu tipo de piel, todas necesitamos protegernos de los rayos UVB y UVA. Existe la creencia popular de que es más rápido conseguir una piel bronceada si no utilizas crema solar: ¡pero no! Proteger tu piel del sol te permitirá obtener un bronceado precioso y sin dañar tu piel. Si necesitas renovar la crema del año pasado, pero no sabes cuál elegir, aquí encontrarás una gran selección de protectores solares.
  2. 2. ¿Aceleradores del bronceado? Sí, pero con FPS. Si quieres obtener un bronceado más rápido, un acelerador del bronceado como el de Uresim puede ser el producto que estás buscando. Su fórmula activa la función de la melanina, un pigmento natural de la piel que, al entrar en contacto con el sol, broncea nuestra piel. Es importante que, si hemos decidido utilizar un producto así, nos aseguremos de que contiene un índice de protección solar, ya que los potenciadores solares no nos protegen por sí solos de los rayos ultravioletas.
  3. 3. Maquillaje y cremas con color. Si no tienes tiempo para ir a la playa y quieres lucir un bonito bronceado, también tienes otros trucos a tu alcance. Por ejemplo, puedes conseguir un rostro con un toque de color muy natural con polvos bronceadores o con una crema solar facial como la protección solar ultraligera Urban Fluid con Color de Ladival.

¡PROLONGA TU BRONCEADO POR MUUUCHO MÁS TIEMPO!

Ahora que ya has conseguido una preciosa piel dorada, es momento de mantenerla. Y eso requiere de cuidados específicos y trucos que puedes llevar a cabo para que tu piel siga luciendo increíble:

  1. 4. ¡Duchas de agua fría! Sí, sabemos que a veces cuesta, ¡pero merece la pena! El agua caliente hace que el bronceado desaparezca más rápido, ya que fomenta la sequedad en la dermis y, por tanto, podría pelarse con mayor facilidad. Y frente a eso, no hay remedio más simple que una ducha fresquita. Además, reactivarás la circulación y te llenarás de energía.
  2. 5. Mucha hidratación, siempre. Si en invierno ya es fundamental nutrir nuestra piel, en verano lo es aún más. La piel bronceada se reseca con facilidad y es necesario que le demos un extra de mimos con cremas y tratamientos hidratantes. ¡No te quedes en la superficie! Nútrela desde fuera y desde dentro: ¡bebe mucha agua!
  3. 6. Exfolia tu piel suavemente. Las cremas solares que utilizamos para proteger nuestra piel del sol dejan una fina capa que cubre los poros. La exfoliación evita que se obstruyan y, por tanto, es muy recomendable hacerlo 2 veces por semana. Eso sí, es mejor utilizar un exfoliante con aceites esenciales, ya que estos garantizan una mayor suavidad y nutrición, como el exfoliante corporal de jazmín de SABON. Contiene aceite de soja y de almendras y sus gránulos de sal renuevan la piel sin resecarla, lo que evitará la desaparición del bronceado de la piel.

Si sigues estas recomendaciones, estarás lista para conseguir el bronceado que tanto deseas.

Carlota A.

¿Conoces Birchbox? Suscríbete ahora y recibre una cajita preciosa con 5 productos de cosmética personalizados. ¡Quiero mi Birchbox!

Al hacer click aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra política de privacidad