Estás en :

Este año se vive en femenino

El 2019 va a ser lo más, pero, sobre todo, va a ser nuestro.

feminismo

Empezamos el año con una colaboración muy especial. La Birchbox de Enero está diseñada por tres mujeres de enorme talento que han ilustrado sus propósitos para este 2019 en la cajita. Esta colaboración es toda una declaración de intenciones: este año se vive en femenino.

Un movimiento imparable:

Este pasado 2018 ha sido un año clave para todas nosotras. Desde el movimiento #MeToo hasta la huelga multitudinaria del 8 de marzo, se nos empieza a escuchar. Lo podemos ver hasta en el lenguaje que utilizamos, palabras como empoderamiento, sororidad, mansplaining o micromachismo (una de las palabras más buscadas en Google este año) se han convertido en parte de nuestro vocabulario habitual.

Empezamos el 2019 bailando a ritmo de Don’t Stop Me Now de Queen porque este movimiento es ya imparable. ¡Somos imparables!

Cada vez las mujeres han conseguido reconocimiento en ámbitos laborales que tradicionalmente valoraban más la opinión de ellos, como ocurre a diario en el mundo de la alta cocina. Otro caso muy claro es el mundo del diseño, y por ello en Birchbox nos encanta apoyar y dar visibilidad a mujeres que desde hace muchos años trabajan duro para conseguir el lugar que merecen.

Anteriormente, como sabéis, hemos colaborado con Moderna de Pueblo, Charuca y Paula Bonet. Este año nos hemos unido a las diseñadoras Pedrita Parker (@pedritaparker), Agustina Guerrero (@agustinaguerrero) y Clara Lousa (@clarilou_), que, cada una con su estilo, arrasan en su sector y comparten sus experiencias de manera natural y sin tapujos.

Con voz propia y mucho talento:

Una de las conclusiones que se puede extraer ante el éxito de estas y otras ilustradoras es: no solo son brillantes en el continente, sino también en el contenido. Sus ilustraciones tratan temas de actualidad y en nuestro mismo lenguaje.

Si Moderna de Pueblo hablase de historias con príncipes y caballeros andantes, probablemente no tendría el éxito del que actualmente goza. Es fundamental que el mensaje conecte, y más en un contexto como el que vivimos: saturado de conversaciones y en constante evolución.

No todas sentimos igual. No todas tenemos los mismos problemas. Pero es importante saber que podemos hablar de ellos sin tabúes, sin complejos y de una manera abierta. Estas ilustraciones, hechas con mucho acierto y creatividad, se han convertido en el medio a través del cual levantamos la voz y nos damos cuenta de que no estamos solas.

Carlota A.

Al hacer click aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra política de privacidad