10 trucos para aplicar el labial que todo el mundo debería conocer

MK_PruebaBlogpost_450x940

Maquillarnos los labios influye en nuestro estado de ánimo y recientemente os desvelamos que llevar los labios de color rojo te ayuda a sentirte mejor. Sin duda, el labial se ha convertido en un imprescindible en el día a día de muchas mujeres y es que los datos señalan que hoy en día más del 50% de la población femenina usa labial a diario. Pero… ¿le estamos sacando el máximo partido? Te descubrimos 10 trucos con labiales que te ayudarán a lucir los labios más bonitos y por más tiempo:

1. Exfolia los labios con una brocha de máscara. Un par de veces por semana, elimina las células muertas de los labios -esas pieles que molestan- para ayudar a que tu labial se fije mejor. Aplica un poco de bálsamo y luego frota suavemente un cepillo de máscara de pestañas limpio.

2. Dibuja una ‘x’ en el arco de Cupido para perfilar correctamente el labio. De esta forma, resaltarás la forma de tus labios. Descubre cómo hacerlo en este tutorial.

3. Repasa los labios con corrector para dar volumen. Una vez maquillados, y con la ayuda de una fina brocha, aplica corrector por el contorno de tus labios y ayudarás a perfilarlos y darles más volumen.

4. Prebase en el contorno de los labios para evitar que el labial se difumine. Repasa los labios con un poco de primer y conseguirás que el labial no se difumine y perdure por más tiempo en su sitio.

5. El labial rojo perfecto sea cuál sea tu tono de piel. Un buen truco para no fallar nunca con tu labial rojo es elegir un tono con matices azulados, como el labial Pinot Noir de Manna Kadar. Gracias a su subtono frío, potenciará el blanco de tus dientes para una sonrisa radiante.

6. Iluminador en el centro de los labios para agrandarlos. Una vez hayas aplicado el labial, añade un poco de iluminador (también sirve corrector) en el centro de tu labio superior e inferior. Difumina suavemente.

7. La cantidad perfecta para una larga duración. Después de la primera aplicación, retira el exceso de labial apretando los labios con un pañuelo de papel entre ellos. Tras esto, aplica la segunda capa de labial.

8. Redibuja el contorno de tus labios con un corrector y un lápiz. Primero, “borra” el contorno de tus labios con un corrector. Luego, redibuja la forma de los labios con el color de lápiz que desees y luego rellena con un labial del mismo color.

9. Polvos translúcidos y un pañuelo de papel para que tu labial dure más. Una maquillados, coloca un pañuelo de papel sobre ellos y espolvorea polvo compacto translúcido con una brocha. ¡Te durará todo el día!

10. Un nuevo aire a tu labial según la brocha con que lo apliques. Si aplicas el labial con una brocha de pelo sintético, conseguirás un resultado opaco. Si lo aplicas con una brocha de pelo natural, conseguirás un resultado más brillante.

¿Todavía no formas parte de Birchbox? No esperes más y ¡suscríbete!

Natàlia Capdevila

Al hacer click aceptas nuestros Términos y condiciones y nuestra política de privacidad